Tratamiento en una unidad de hemodiálisis - ¿cómo funciona?

Esta información no sustituye las recomendaciones médicas. Consulte a un profesional de la salud para los diagnósticos y tratamientos de cualquier condición médica.

La hemodiálisis (HD) es un proceso por medio del cual el exceso de fluidos y toxinas en la sangre son filtrados mecánicamente cuando los riñones no lo pueden hacer apropiadamente. Durante su tratamiento, usted se sienta o recuesta al lado de una máquina de hemodiálisis en una clínica. Una enfermera le coloca dos agujas en una vena de su antebrazo. Esto se llama "acceso". Se conecta una aguja a un tubo, el cual lleva su sangre fuera de su cuerpo para que sea limpiada y bombeada por una máquina a través de un dializador. Toda su sangre es filtrada a través del dializador varias veces. Al final del tratamiento, la sangre regresa a su cuerpo  por medio de un tubo unido a la otra aguja.

¿El tratamiento en una unidad de Hemodiálisis es el adecuado para usted?

Para algunos pacientes, la hemodiálisis es la opción adecuada porque requiere tratamiento 3  veces por semana en lugar de todos los días, algunos pacientes no tienen a alguien que los ayude a realizar el tratamiento en casa, y otros disfrutan de la interacción personal con otros pacientes en diálisis.

Hemodiálisis

 Ventajas

 Desventajas

  • Enfermeras y enfermeros realizan el tratamiento por usted.
  • Tiene contacto regular con otros pacientes de hemodiálisis y el personal de la clínica
  • Usualmente se realizan 3 tratamientos por semana, cuatro días libres
  • No requiere de equipo o suplementos en casa
  • La ayuda médica está disponible para cualquier emergencia
  • Debe viajar al centro 3 veces por semana con un horario fijo
  • Requiere un acceso permanente, usualmente en su brazo
  • Requiere la inserción de 2 agujas para cada tratamiento
  • Requiere de una dieta restringida y una toma limitada de fluidos
  • Corre cierto riesgo de infección
  • Posible incomodidad como cefalea, náusea, calambres en las piernas y cansancio.