Trasplante

Acerca del Trasplante Renal

Un trasplante renal es una operación realizada por un cirujano de trasplantes en la cual el riñón sano de otra persona (donador) se coloca en su cuerpo para reemplazar sus riñones no funcionales. Los riñones trasplantados vienen de dos fuentes:

  • Donantes vivos - pueden ser familiares o no
  • Donante cadavérico - personas que deciden donar sus órganos al morir. 

Un riñón trasplantado es lo más parecido a sus propios riñones. El trasplante es solo un tratamiento para la enfermedad renal, no la cura y no todos los pacientes son candidatos para trasplante renal. Es necesario que los médicos, trabajadores sociales y coordinadores de trasplantes evalúen la salud general del paciente. Para ser considerado para trasplante, deben realizarle un número de estudios. En estos estudios se revisa el corazón, pulmones y otras funciones corporales.

Son pocos los riñones donados en comparación con el número de personas en espera de trasplante; pueden pasar años antes de encontrar un donante adecuado. El tiempo de espera depende de:

  • El número de riñones disponibles
  • Qué tan común sea su tipo de sangre
  • Su salud general
  • El tiempo que haya estado en la lista de espera.

Cómo se realiza un trasplante renal

Click en imagen para agrandar

Se examina la sangre del donador para asegurarse de que está libre de enfermedades que pudieran ser transmitidas al realizarse el trasplante renal. El centro de trasplantes también examinará su sangre para verificar si el riñón donado es aceptable para usted (compatible). Una vez que se define la compatibilidad y la seguridad de la sangre, es posible llevar a cabo la cirugía. Después de la cirugía usted deberá pasar varios días en el hospital y varias semanas en casa recuperándose. Es probable que pasen varios días o hasta varias semanas hasta que su nuevo riñón empiece a funcionar, por lo que será necesario que usted continúe el tratamiento con diálisis hasta que el nuevo riñón trabaje.

Prevención de rechazo del riñón administrando medicamentos
Después del trasplante será necesario que el paciente tome medicamentos mientras el riñón trasplantado funcione para ayudar a prevenir el rechazo del riñón. El rechazo es una respuesta del cuerpo cuando trata de deshacerse de algo extraño, algo que no le pertenece, incluyendo su nuevo riñón. Los medicamentos inmunosupresores le ayudarán a su cuerpo a prevenir el rechazo, pero también disminuirán  su resistencia a las infecciones, por lo que usted será más vulnerable a las enfermedades. Estos medicamentos pueden producir efectos colaterales como:

  • Aumento de peso
  • Cambios en la piel
  • Edema facial
  • Cambios de humor
  • Malestar estomacal.

Hable con su médico acerca de los efectos secundarios de los medicamentos. Si usted no toma sus medicamentos de la forma indicada, su riñón trasplantado puede dejar de funcionar. Es probable que en algún momento piense  que los medicamentos no están funcionando porque no siente diferencia cuando los toma y cuando no los toma. Pero el tomar los medicamentos es una forma de asegurar que su riñón trasplantado permanezca sano. Existe la posibilidad de que a pesar de que el paciente tome los medicamentos, el riñón trasplantado sea rechazado o no funcione. Si esto le ocurriera, sería necesario que usted regresara a la diálisis y decidir junto con su médico si quiere regresar a la lista de espera de trasplantes.

¿Cómo afecta un trasplante su estilo de vida?

Después del trasplante, se requieren ciertas restricciones dietéticas. Sin embargo, es importante comer saludablemente, y mantener una dieta bien balanceada. Con la aprobación de su médico, será posible que usted participe en  la mayoría de los deportes y pueda viajar libremente. Aunque se sienta bien después de su trasplante renal, es aún muy importante que continúe visitando a su doctor regularmente y tome sus medicamentos como se indica en la prescripción.

Trasplante

 Ventajas  Desventajas
  • Es lo más cercano a tener sus propios riñones
  • Una vez que el riñón comienza a funcionar no es necesario continuar con la  diálisis.
  • Esperanza de vida mayor que con la diálisis
  • Menos restricciones dietéticas y de líquidos
  • Sentirse más saludable y con más energía
  • Es posible trabajar tiempo completo sin preocuparse por los horarios de la diálisis.
  • Estrés por esperar alguien compatible.
  • Riesgo asociado a una cirugía mayor
  • Riesgo de rechazo, su trasplante tal vez no dure toda la vida
  • Medicamentos diarios requeridos, lo cual puede causar efectos secundarios
  • Susceptibilidad para infecciones
  • Posibles cambios en su apariencia debidos a los efectos secundarios de los medicamentos.