Comprender la Enfermedad Renal

¿Cómo funcionan los riñones?

Los riñones limpian la sangre filtrando los productos de desecho y balanceando el contenido de agua en el cuerpo, produciendo la orina. Los riñones también tienen otras funciones útiles: Balancean la cantidad de químicos, como potasio y sodio en la sangre. Ayudan a mantener el balance ácido y producen hormonas.
Estas hormonas ayudan a la médula ósea a producir y madurar los glóbulos rojos para que el oxígeno pueda ser transportado a través del cuerpo; producen vitamina D en su forma activa para asegurar que los huesos estén fuertes y saludables y mantienen la presión arterial bajo control.
La mayoría de las personas tienen dos riñones, cada uno del tamaño de un puño. Están localizados en cada lado de la columna vertebral, justo arriba de la cintura y debajo de la última costilla. Cada día, el trabajo de los riñones es filtrar cerca de 180 litros de sangre a través de millones de "Nefronas", que son las encargadas de remover productos de desecho, recuperar sustancias útiles y agua. El resultado que nosotros vemos es la orina, de la cual se producen.  
Una persona puede estar sana con solo un riñón trabajando al 20% de su capacidad normal sin embargo, cuando el riñón falla, el paciente fácilmente se siente cansado, débil y pierde el apetito. Los desperdicios tóxicos empiezan a acumularse en la sangre y acumula fluidos causando que se hinche. Varían los síntomas, pero pueden incluir náusea, vómito y puede presentar comezón en la piel, sudor en las manos y tobillos, y dificultad para dormir.
La insuficiencia renal ocurre cuando el riñón está dañado y no funciona apropiadamente. La enfermedad renal en Etapa 5, es la forma más grave de enfermedad renal, en la que falla aproximadamente el 80 por ciento de la función renal. Esta enfermedad requiere de un tratamiento sustitutivo inmediato para eliminar las toxinas provenientes del torrente sanguíneo y restablecer la función renal tanto como sea posible.
Existen varias enfermedades que causan una falla en el funcionamiento de los riñones, como: diabetes, alta presión arterial, inflamación, obstrucción e infecciones crónicas.

Comprendiendo la Enfermedad Renal

Click para agrandar

 

La mayoría de las personas nacen con dos riñones, cada uno del tamaño de un puño. Están localizados a cada lado de la columna, justo arriba de la espalda baja. Cada riñón pesa sólo un cuarto de libra, pero juega un papel enorme e importante en su salud. Cuando la función renal comienza a deteriorarse, es necesario ser tratado por un nefrólogo. Sus riñones son órganos vitales, piense que son los limpiadores del organismo: ellos filtran los desperdicios, toxinas y fluidos extras de su sangre. La sangre fluye hacia los riñones a través de las arterias renales y sale por las venas renales. El término Renal es el término médico que significa “relacionado con los riñones”. Cada día, los riñones producen cerca de dos litros de orina que contiene desperdicios y fluidos extra. La orina sale de los riñones a través de tubos llamados uréteres y se mantiene en la vejiga. La orina sale de la vejiga a través de otro tubo llamado uretra cuando usted orina. A esto se le llama sistema del tracto urinario.

Síntomas de la Insuficiencia Renal

En algunos pacientes los riñones se dañan y no pueden realizar sus funciones normales. Es posible que una persona tenga un gran daño renal y no sentirlo. Es  por eso que la enfermedad renal es llamada frecuentemente la enfermedad silenciosa. Generalmente, la persona se siente enferma cuando el daño renal es severo. En la mayoría de los pacientes la enfermedad renal afecta a ambos riñones. Cuando la función renal está por debajo de 15 – 20%, se pueden presentar síntomas como cansancio o debilidad, o pérdida de apetito. En estos casos se requiere de algún tratamiento para realizar algunas de las funciones de un riñón sano. Es muy importante monitorizar la función de los riñones para saber que tan rápido se está desarrollando la enfermedad renal. Su médico especialista en riñones (nefrólogo) podrá saber cómo progresa su condición al observar detenidamente estos exámenes:

  • Creatinina sérica: Un examen de sangre que mide la cantidad de creatinina (producto de desecho encontrado en la sangre). Si se presentan niveles altos en la sangre, significa que los riñones están eliminando menos desperdicio del cuerpo.
  • Tasa de filtración glomerular: Una medida de la función renal calculada a partir de la colección de orina. Este determina como están filtrando los productos de desecho sus riñones. Un valor bajo significa que su función renal está empeorando. La tasa de filtración glomerular se puede estimar con ecuaciones que utilizan la creatinina sérica, edad, raza, sexo y peso corporal. La ecuación comúnmente utilizada es la fórmula de Cockcroft-Gault y la fórmula de estudio de la Modificación de la Dieta en la Enfermedad Renal.

Los resultados de estos exámenes ayudarán a su médico a decidir qué acciones tomar para mantenerlo lo más saludable posible.

Diabetes y Enfermedad Renal

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad que causa niveles altos de glucosa (azúcar) en la sangre. Normalmente, su cuerpo transforma los carbohidratos que ingiere en glucosa . Su sangre transporta la glucosa dentro de sus células, donde se utiliza para energía o se reserva para ser utilizada después. La insulina, una hormona secretada por el páncreas, ayuda a la glucosa a pasar de la sangre hacia sus células. Si usted tiene diabetes significa que su páncreas no produce suficiente insulina, o la insulina que produce no entra en sus células, por lo que se eleva. Cuando los niveles de glucosa en su sangre permanecen altos, la glucosa afecta muchas partes de su cuerpo. Los niveles elevados de glucosa pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos en los riñones, por lo que los mismos no pueden eliminar fluidos y desechos. Muchas personas con diabetes también sufren de hipertensión arterial. 

La diabetes es la causa más común de enfermedad renal en México, y es responsable de casi la mitad de los nuevos casos de enfermedad renal cada año. Si la diabetes no se trata durante un tiempo prolongado es posible desarrollar complicaciones. Una de estas complicaciones es la enfermedad renal.

Nefropatía diabética es el término médico utilizado para la enfermedad renal causada por la  diabetes. Pueden pasar  20 años o más para que una persona desarrolle insuficiencia renal.

Presión alta y Enfermedad Renal

La hipertensión arterial no presenta síntomas durante muchos años por lo que es posible padecerla sin saberlo. Usualmente se descubre cuando se visita al doctor por algún otro padecimiento. La hipertensión arterial no puede ser diagnosticada con una sola lectura de presión arterial. La presión arterial normal es menor de 120/80. Si su presión arterial se mantiene arriba de 130/85 en dos o más días, debe visitar a su médico.

Mas del 25% de los nuevos casos de insuficiencia renal cada año es causada por una presión arterial mayor de lo normal, también conocida como hipertensión. Una presión alta no controlada puede causar insuficiencia renal y también puede hacer que progrese más rápido. Asimismo, la insuficiencia renal puede ser causa de presión alta.

Otras Causas

Otras condiciones que pueden conducir a la insuficiencia renal incluyen glomerulonefritis debida a inflamación y daño de las unidades filtradoras del riñón, enfermedades hereditarias como la enfermedad del riñón poliquístico, lupus y otras condiciones que afectan el sistema inmunológico, obstrucción que incluye litos renales, tumores o próstata inflamada, infecciones y algunos medicamentos.

Tratamiento para la Insuficiencia Renal

Los dos tratamientos utilizados cuando hay insuficiencia renal son la diálisis y el trasplante. El tratamiento de diálisis que se puede realizar en casa o en una clínica para remover los desechos del cuerpo. El trasplante renal significa tener un riñón para reemplazar a los riñones dañados. Ambos, la  diálisis y el trasplante son tratamientos eficaces para la insuficiencia renal. Si usted no hace nada, su salud continuará deteriorándose. Si se deja sin tratamiento, la insuficiencia renal puede llevarlo a la muerte. Algunas cosas que puede hacer para proteger sus riñones son: 

  • Permanecer en contacto con su médico
  • Aprender acerca de la enfermedad
  • Tomar un papel activo en su salud
  • Hacer preguntas
  • Consultar a su médico acerca de cualquier medicamento, aún los que no requieren prescripción.
  • Tome sus medicamentos como se lo han indicado
  • Si usted tiene diabetes, mantenga su glucosa sanguínea bajo control, vigilando su dieta y monitorizando su nivel de azúcar en la sangre.
  • Realice ejercicio con la aprobación de su médico.
  • Si usted tiene la presión alta, cheque su presión regularmente, tome sus medicamentos aunque se sienta bien.
  • Siga las instrucciones sobre dietas especiales.